basc

Otro sitio realizado con WordPress

Si desde siempre has querido ser bibliotecario, no esperes más

Las bibliotecas siempre serán sinónimo de paz y tranquilidad. Ese lugar en donde se puede pensar para darle paso a nuestros conocimientos. Y no solo son importantes los lectores, estudiantes que quieran estar en un ambiente lleno de paz, según alumnos del foro EAE online opiniones, sino que existe una figura que es imprescindible para el funcionamiento de la misma: el bibliotecario. El mismo es el responsable de que dicho centro se encuentre coordinado y pueda ofrecer distintas actividades cada día.

¿Qué se debe estudiar para ser bibliotecario?

En el transcurso del tiempo, el nombre del título universitario que se requiere para ejercer como bibliotecario ha variado pues hace unos años, se le llamaba a la carrera Biblioteconomía y estaba considerada como una diplomatura. Más tarde, pasó a ser Licenciatura en Documentación, y en la actualidad el título que le corresponde es el Grado en Información y Documentación, y puede ser cursado presencialmente o a distancia.

Existe otra opción, y es estudiar una carrera que esté vinculada al mundo de la documentación, es decir, Periodismo, Filología, Historia, entre otras; y luego completar dicha formación con un máster especializado. Aunque se debe mantener presente los requisitos de acceso a cada plaza. En algunas situaciones, el Grado en Documentación podría ser imprescindible, mientras que para otros suele valorarse la pluri disciplinariedad.

Lo importante en todo caso es tomar en cuenta de que se trata de un sector que cuenta con posibilidades bastante diversas y donde la eclosión del mundo digital ha abierto un horizonte de recientes retos para tales profesionales, como por ejemplo: gestionar y archivar la información digital, abordar y prevenir los riesgos de seguridad, entre otros. En otras palabras, el mundo de la documentación ha evolucionado sin olvidar su legado tradicional.

Cualidades de un bibliotecario

Se tiene la idea de que se trata de una actividad bastante estática, aunque no toda persona se encuentra preparada para trabajar en una biblioteca. Estas son algunas de las cualidades que son imprescindibles para un profesional de la documentación:

  • Interés por la cultura en general y la lectura en particular.
  • Capacidad comunicativa para trabajar de cara al público.
  • Habilidad para gestionar y ordenar la información.
  • Creatividad en la organización de actividades.
  • Sentido autodidacta y predisposición para adaptarse a los cambios.
  • Es el principal responsable del catálogo y del préstamo.
  • Controla la disponibilidad de espacios, tiempos y materiales.
  • Revisa la ordenación del material de manera periódica.
  • Divulga las nuevas adquisiciones: libros, películas, música, etc.
  • Realiza el programa de actividades y vela por su cumplimiento.
  • Se encarga de la confección de listas para adquirir fondos.
  • Mantiene al día los tablones de anuncios que afectan a la biblioteca.
  • Recoge datos sobre el uso de fondos, espacios, préstamos y necesidades.
  • Hace la presentación de la biblioteca a los usuarios.

Salidas laborales para un bibliotecario

Como hemos mencionado, las bibliotecas son una salida laboral para quienes se han graduado en Documentación. Aunque se pueden encontrar otras opciones en el mercado de trabajo como es el caso de los archivos públicos y privados y de los centros educativos.

Los comentarios están cerrados.